Opinión

El Periódico Aragón, 21 de marzo de 2007

"Se engordan las demandas para raptar el agua, también en Aragón"

  • Un experto afirma que la comunidad puede ahorrar un 25% de su consumo actual"

  • No hay una crisis del agua sino una crisis de la gestión del agua", asegura

21/03/2007 E. B. D.


Lo que hacemos es engordar las demandas para secuestrar el agua. Ocurre en Levante, y también en Aragón", afirmó ayer el director de la Tribuna del Agua de la Expo y experto en materia hidráulica, Domingo Jiménez Beltrán.

Beltrán participó ayer en el séptimo Foro Permanente sobre el Agua, dedicado al estudio de la gestión de los recursos hídricos en el entorno del Mediterráneo. La jornada, en la que participaron expertos de varios países, giró en torno al "uso eficaz y eficiente del agua" y a "cómo hacer un uso racional" de la misma.

El director de la tribuna expuso los datos que se manejan sobre la cuenca mediterránea: los 364 millones de turistas del año 2000 pasarán a ser 637 en el 2025, el regadío aumentará en seis millones de hectáreas y la población de las orillas este y sur crecerá en 92 millones en dos décadas tras haberse duplicado --de 46 a 92-- en los últimos 30 maños. Sin embargo, la aplicación de medidas de ahorro liberaría 70.000 hectómetros cúbicos --el agua que, actualmente, lleva el Ebro en una década-- sobre una demanda de casi 290.000.

Jiménez Beltrán hizo suyo un argumento de la Unesco: "No hay crisis del agua, sino crisis de la gestión del agua". "Y esa conclusión se aplica especialmente a España", añadió. Según explicó, la demanda que registra el territorio estatal podría ser reducida en 10.000 hectómetros cúbicos anuales, entre el 25% y el 30% del consumo actual, con medidas como la minoración de las pérdidas en las conducciones --que superan el 20% del caudal transportado-- y el aumento de la eficiencia en la agricultura, que hoy aprovecha el 60% del caudal que sale de los embalses cuando podría llegar al 80%. "Antes de construir trasvases, embalses y nuevos regadíos hay que estudiar el principal yacimiento de recursos", que es la gestión adecuada, dijo. "Podemos abastecer las nuevas demandas con los ahorros", añadió.


CAMBIO CLIMÁTICO Jiménez advirtió de que el uso de los recursos hídricos debe tener en cuenta el cambio climático, que genera incertidumbre. "Hay que gestionar el agua como si siempre se dieran condiciones de sequía. Se trata de hacer más cosechas con la misma gota", señaló.

En ese sentido, apuntó que "tenemos un futuro muy prometedor si acudimos a la innovación" en materia de gestión hídrica. Sin embargo, consideró que un proceso de debate calmado y de carácter técnico, como el que requiere un asunto de este tipo, es "muy difícil" con "un clima político crispado" como el que se vive en España en torno al agua.

El director de la Tribuna del Agua consideró "fundamental" actuar sobre el consumo mediante tasas e impuestos. Así, recomendó crear un tramo de suministro mínimo con un precio bajo, político, para cubrir las necesidades básicas, que se encareciera progresivamente para disuadir del despilfarro. Paralelamente, apostó por subsidiar a algunos consumidores: "El agricultor debe pagar más por el agua y, al mismo, tiempo, cobrar por servicios por los que ahora no recibe nada, como la conservación del medio".

 http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/imprimir.asp?pkid=308097

 

Asociación Río Aragón-COAGRET